Aunque el título parezca extraño para algunos, el jabón saponificado en frío puede moldearse a nuestro gusto como si fuera play-doh o plastilina, lo que lo hace perfecto para crear figuras que podemos usar luego como decoración o para hacer incrustaciones que irán dentro de nuestro jabón.

Así que hoy aprenderemos cómo hacerlo.

¡Empecemos!

Este es simplemente un jabón saponificado al frío que no pasó por el proceso de curado.

Si haces jabón saponificado en frío sabes que debemos dejarlo curando (”reposando”) para que con el correr de las semanas, entre otras cosas, pierda toda el agua.

Sin embargo, en los jabones moldeables (conocidos en inglés como “soap dough”) para lograr la textura suave que los caracteriza, es importante que el jabón no pierda humedad por lo que tendremos que interrumpir o evitar el proceso de curado.

¿Cómo se hace el jabón moldeable?

Hay diferentes formas de hacer el jabón moldeable y cada jabonero tiene su forma de hacerlo pero les voy a contar cómo lo suelo hacer yo.

IMPORTANTE: Si no sabes hacer jabón artesanal o nunca hiciste un jabón, este tutorial no es para ti. Para hacer jabón usamos hidróxido de sodio, un elemento alcalino que de no ser usado correctamente puede causar accidentes muy graves.

Ahora sí veamos el paso a paso:

  • Elige tu fórmula favorita (si no tienes una abajo te dejo una de ejemplo 😉).
  • Ponte guantes, lentes de protección, mascarilla y toma todas las medidas de precaución. ¡ESTO NO ES OPCIONAL!
  • Pesa la sosa cáustica o NaOH y el agua.
  • Haz la lejía: agrega el NaOH dentro del envase con agua (siempre en este orden) y mueve constantemente.
  • Mientras la temperatura de la lejía va bajando, ve pesando las grasas duras para poder derretirlas a baño maría (las grasas duras son aquellas que están sólidas a temperatura ambiente).
  • Pesa las grasas líquidas en otro bowl o envase resistente al calor (nunca de aluminio).
  • Pesa tus colores (pueden ser pigmentos, micas, algunos ingredientes naturales como carbón activado, cúrcuma, etc.) y agrega un poco de los aceites líquidos para mezclarlo bien.
  • Junta en un solo envase las grasas duras y líquidas.
  • Cuando la lejía y las grasas se encuentren a aproximadamente 30°-35°C agrega la lejía dentro del envase que contiene las grasas (siempre en ese orden).
  • Bate hasta llegar a la emulsificación o a una traza ligera.
  • Separa en varios envases según la cantidad de colores que quieres (si usarás 4 colores serían 4 envases).
  • Agrega un color a cada envase y mueve bien hasta que se integre todo.
colores en jabones
  • Cada color lo puedes enmoldar en moldes individuales o ponerlo directamente dentro de una bolsa tipo ziploc con cierre hermético (que no permita el ingreso del aire). En la siguiente imagen puedes ver que yo enmoldé en estos moldes de silicona y luego de desmoldar coloqué el jabón en bolsas Ziploc cerrando muy bien la bolsa.

Listo. Ahora solo queda esperar unos cuatro o cinco días. Luego de ese tiempo puedes abrir la bolsa y sacar un poco de tu jabón moldeable para usarlo en tu próximo proyecto jabonero.

Ojo: yo nunca les pongo fragancias o aceites esenciales porque utilizo este tipo de jabón como incrustaciones o decoración para otros jabones así que el aroma o la fragancia se lo agrego a ese jabón que haré y no al jabón moldeable.

¿Cómo usar el jabón moldeable?

Piensa en cuando éramos niños y jugábamos con plastilina para crear figuras. Lo mismo hacemos con el jabón moldeable y todo depende de tu creatividad.

Hay diferentes formas de trabajarlo y aquí te dejo algunas ideas:

  • Usar las manos: podemos ir moldeando la figura que queremos solo con nuestras manos. Este es un proceso que nos toma mucho más tiempo pero si eres hábil con las manos y quieres experimentar y explotar tu creatividad esta es una buena opción.
  • Rodillo: estas herramientas que son usadas en repostería las podemos usar en nuestro jabón moldeable para aplanarlo y luego usar cortadores para crear la figura que queremos.
person in white t shirt rolling a pin in dough
  • Cortadores de galletas: puedes encontrar de diferentes tamaños, formas y materiales. Elige el que más te guste y así como se corta la masa para hacer una galleta, usamos el cortador sobre nuestro jabón moldeable ya aplanado (con el rodillo) para luego despegarlo.
  • Extrusor: esta herramienta es muy usada en el arte de la arcilla polimérica o incluso en repostería para trabajar el fondant o masa elástica. En nuestro jabón moldeable también lo podemos usar. Esta es mi herramienta favorita para trabajar el jabón moldeable porque vienen varios diseños y nos ahorra tiempo y esfuerzo.
extrusor para jabón

Una nota importante: si usas los cortadores de galletas terminarás con muchas formas sobre la mesa y lo que debemos hacer es “pegarlos” para que luego lo podamos incluir en nuestro jabón como incrustación. Para ello te recomiendo que uses agua destilada como “pegamento” agregando con una brocha un poco de agua entre jabón y jabón para luego dejarlo secar.

Aquí te enseño cómo:

Receta para Jabón Moldeable

Como comentaba más arriba, puedes usar la fórmula de jabón que desees pero te dejo a continuación una fórmula de jabón que puedes utilizar en caso no tengas una:

INGREDIENTESGRAMOS%
Aceite de oliva200 gr.40%
Aceite de coco115 gr.23%
Manteca de cacao90 gr.18%
Manteca de karité70 gr.14%
Aceite de ricino25 gr.5%
Total =500 gr100%

En esta fórmula estoy usando 500 gramos de grasas. Y para calcular el agua y la sosa usaré un 6% de sobreengrasado y 33% de concentración. Así que el total de agua y sosa a usar es el siguiente:

  • Agua: 138 gr.
  • NaOH (hidróxido de sodio / sosa cáustica): 68 gr.

La fórmula queda con estos ácidos grasos y como vemos está bien balanceado:

¿Quieres aprender a formular correctamente tu jabón?

Apúntate a mi curso online completísimo que incluye reuniones en vivo mensuales y ¡asesoría de por vida!

Tips finales

  • Si al amasar el jabón sientes que está demasiado pegajoso y difícil de moldear puedes dejarlo unos días más. El tiempo en el que ya están listos varía mucho según el clima, el jabón, la concentración usada, entre otros.
  • Yo suelo usar 33% de concentración pero te recomiendo probar varias concentraciones hasta que encuentres el que más te guste. Recuerda: a más concentración, menos agua. Esto significa que tu jabón moldeable estará menos pegajoso o suave con una concentración mayor.
  • Recuerda también que lo importante es que el jabón no pierda humedad así que cada vez que abras tu bolsa ziploc no olvides volver a cerrarlo para que el jabón no quede expuesto, pues de lo contrario irá secándose y volviéndose más duro.

Ahora que ya sabes cómo se hace, cuéntame cómo lo usarás. Te leo en los comentarios 🤗

Herramientas recomendadas

Si eres jabonera y deseas comprar algunas de las herramientas que uso o recomiendo para hacer mis jabones, puedes seguir cualquiera de estos enlaces afiliados. Esto significa que, si compras a través de mis enlaces, obtengo un pequeño ingreso, lo que me ayuda a mantener el contenido que creo, sin costo adicional para ti (no te cobrarán nada adicional).

Sanae es participante del Programa de Asociados de Amazon.com, Inc., un programa de publicidad de afiliados diseñado para ayudar a los sitios web a ganar una tarifa de publicidad, mediante publicidad y enlaces a productos de Amazon.com, sin costo adicional para los compradores.

NOTA: En este blog comparto cómo elaboro mis jabones artesanales con el proceso de saponificación en frío y brindo consejos y tips. Estos contenidos están destinados a personas que tienen conocimiento del proceso de saponificación en frío. Todos los contenidos y consejos que doy en ellos se basan en lo que me funciona a mí, sin embargo, hay muchas variables asociadas con la fabricación de un jabón y, por lo tanto, el resultado final de tu jabón puede ser distinto a los míos. Antes de hacer un jabón asegúrate de tomar todas las medidas de precaución y conocer y entender los procedimientos de seguridad y usar siempre el equipo de protección necesario.