mejores-herramientas-para-jabones-artesanales

Si estás leyendo estas líneas y recién empiezas en el mundo de los jabones artesanales, te recomiendo no llenarte de herramientas e insumos. Usa lo que ya tengas en casa, practica con lotes pequeños y a partir de allí ve avanzando.

Al inicio de nuestra aventura jabonera nos emocionamos y queremos comprarnos ¡TODO! para hacer jabones artesanales… y eso es un grave error.

Si ya tienes un tiempo haciendo tus jabones caseros pues seguramente tienes varias herramientas pero herramientas hay muchas así que en este post te contaré cuáles son mis 5 herramientas favoritas cuando hago jabones artesanales porque me hacen la vida más fácil al trabajar.

herramientas para jabones artesanales

¿PREFIERES VERLO EN VIDEO?

Si prefieres ver en lugar de leer puedes ver este contenido en mi canal de Youtube.

Solo dale click al siguiente botón:

Espátula de silicona

Espátulas de silicona encontramos a montones en tiendas de repostería o cocina pero estas de aquí son definitivamente mis favoritas y no las cambio por nada del mundo.

Espátulas sin cabezal removible. Foto: Amazon

Estas son de un solo cuerpo y no están separadas de un cabezal como sí pasa con otras espátulas. El problema con las espátulas que tienen el cabezal removible es que con el tiempo el cabezal se puede salir o aflojar, además el jabón se queda dentro del hueco del cabezal y eso lo hace más difícil de lavar

Espátulas con cabezal removible
Espátulas con cabezal removible.

En cambio las espátulas sin cabezal removible son muy prácticas y al no tener el cabezal separado son mucho más fáciles de lavar y guardar, y todo lo que me ayude a lavar más fácil y rápido es bienvenido a mi vida porque lavar es lo que menos me gusta hacer.

Las vas a conseguir en diferentes tamaños, así que si deseas comprar esta espátula no olvides revisar bien los tamaños para que compres el que realmente necesitan (al final del post te dejo los links donde lo puedes adquirir).

Cortador de cuerda económico

Si me sigues en Youtube habrás visto mi cortador grande, ese que me permite cortar los jabones de uno a uno, es más profesional y corta parejo.

Ese cortador funciona muy bien pero si te soy sincera, es muy grande y ocupa mucho espacio. Si eres como yo que vive en un departamento y no tiene mucho espacio para sus cosas de jabonería pues el ahorro de espacio es de suma importancia.

Así que cuando solo haré jabones para mi casa o cuando preparo los jabones de muestra que envío a mis clientes con sus compras, en realidad uso este cortador. Debo confesar también que cuando me gana la pereza y no quiero sacar el cortador grande, corto mis demás jabones con este cortador de cuerda pequeño (que además es muy liviano, así que otro punto a favor).

Y su uso es súper fácil:

Solo posiciono el jabón en una cajita como la de la foto (que también encontramos en Amazon o páginas parecidas), paso el cortador por las ranuras y listo.

Este cortador tiene una cuerda de guitarra que nos permite cortar de forma pareja el jabón. Al inicio quizás nos saldrá un poco movido pero es cosa de práctica. Si posicionamos bien el jabón y pasamos la cuerda por las ranuras de manera firme y de «un solo tirón» saldrá bien 🙂

Por cierto, si en algún momento se nos rompe la cuerda también podemos comprar el reemplazo de las cuerdas pero yo tengo este cortador hace más de tres años y hasta ahora no he tenido que cambiarlo 😛

Algo que también puede pasar con el tiempo es que el mango de madera se salga. Personalmente no he notado que el mío se haya aflojado pero he visto que varias personas indican eso. Entonces, para prevenir, te recomiendo que cuando laves el cortador, limpia el mango de madera solo con un trapito húmero rápidamente y lo seques de inmediato.

guia gratuita cómo hacer jabon artesanal

Envases de acero inoxidable

Estos son mis envases o bowls favoritos para pesar grasas, mezclar jabón y más por tres razones principalmente.

Uno: siento que las grasas se derriten más rápido cuando lo llevo a baño maría porque se calienta más rápido el Bowl gracias al material. Esto hace que ahorre tiempo (y esfuerzo).

Dos: a diferencia del pyrex, el acero inoxidable no se me rompe si se cae. He usado anteriormente pyrex pero soy un poquito torpe 🙂 y todos los envases de Pyrex que tuve, en algún momento se me terminaron rompiendo.

Tres: es muy fácil de lavar, a diferencia del plástico que suele ser más difícil de lavar porque la grasa se queda pegada y no sale tan rápido. Usar acero inoxidable entonces también me hace ahorrar en agua (el planeta nos lo agradece) ya que no necesito lavar varias veces el mismo envase (cosa que sí me pasa con el plástico).

Eso sí, si compras envases de acero inoxidable debes verificar que realmente sea acero inoxidable. El aluminio, y otros metales, genera una reacción química con el hidróxido de sodio que puede ser muy peligroso para nosotros al emitir gas hidrógeno.

Jabas de plástico

Para curar mis jabones me mandé a hacer un mueble de madera grande que me permite colocar mis jabones y los puedo ver de un vistazo, sin embargo ese mueble ocupa espacio en mi pequeña oficina.

Así que sigo teniendo estas jabas de plástico porque son muy prácticas, especialmente si nuestro espacio de trabajo es pequeño.

Jabas de plástico para jabones artesanales
Jabas de plástico para jabones artesanales

Si te preparas para una feria artesanal para vender tus jabones esta es una excelente opción para tener en casa curando tus jabones, al apilar varias jabas «hacia arriba» no solo ahorramos espacio sino que podemos dejar curando más jabones en nuestro pequeño espacio.

Otra GRAN ventaja de estas jabas de plástico es que podemos apilarlos uno encima de otro, y así no ocupamos tanto espacio a los lados sino que aprovechamos la altura de nuestro espacio.

Hoy en día lo que hago es que los jabones que no entran en mi mueble de madera los dejo en jabas de plástico. Aquí te cuento mi proceso:

  • Primero limpio bien la jaba de plástico con un trapo limpio y alcohol isopropílico (puede ser con cualquier alcohol, pero este es el que siempre tengo a la mano en mi casa.
  • Después le pongo un papel manteca en la base de mi jaba. Esto no es obligatorio ni necesitas hacerlo pero a mí me gusta ponerle una base de papel para que la jaba no se ensucie tanto de jabón y de esta forma el jabón estará en contacto con el papel y no con el plástico.
  • Luego coloco todos mis jabones.
  • Y todas mis jabas llevan unas tarjetas con la información que necesito saber de cada jaba.

tarjeta con información de los jabones dentro de la jaba
Agrego tarjetas con información importante de mis jabones

Estas tarjetas me permiten saber rápidamente qué jabones están dentro de la jaba, cuándo estarán listos (la fecha final de la etapa de curado) y el total de jabones de ese lote dentro de la jaba.

De esta forma, si tengo varias jabas apiladas (una encima de otra), no necesito mirar por los orificios para ver qué jabón hay dentro de la jaba o no tengo que sacar una y otra vez las jabas para saber cuántos jabones de cierto tipo tengo en mi jaba… lo único que tengo que hacer es darle una rápida chequeada a las tarjetas.

Estas tarjetas las hago de forma casera. En una cartulina A4 escribo «jabones», «curado» y «cantidad» como vemos en la imagen de arriba. Y lo hago varias veces para tener varias tarjetas, corto cada tarjeta y lo agrego en una mica plastificada.

Luego de tenerlo en la mica de plástico coloco una tela encima y empiezo a planchar. De esta forma el plástico se calentará y pegará, haciendo que las tarjetas no se salgan.

Es mejor colocar un polo o prenda de vestir de algodón que ya no usemos y dentro de este colocamos la mica. Planchamos a la máxima potencia de preferencia y pasamos una y otra vez la plancha encima de la tela. Así evitamos que la mica se queme pero nos permite que haya suficiente calor como para que se pegue.

Finalmente corto cada tarjetita, le hago un hueco con un perforador y le pongo una cinta para poder colgarlo en mi jaba. De esta forma puedo escribir los datos del contenido de cada jaba.

Y si tenemos muchas jabas, una encima de otra es muy práctico porque no tenemos que revisar jaba por jaba, solo miro la etiqueta colgada y sé exactamente qué hay en la jaba.

Lo mejor de todo es que cuando ya saque los jabones para envolverlos y venderlos, como la tarjeta tiene por fuera una mica plástica y he escrito los datos con un marcador para CD’s, solo rocio alcohol isopropilico, limpio y listo. Todo lo escrito sale fácilmente… solo revisa bien qué marcador usas porque algunos salen muy bien pero otros dejan manchas aunque le rociemos alcohol isopropílico.

Molde de madera con base removible

A pesar que tengo otros moldes de madera, este es mi favorito sin dudarlo y lo mandé a hacer a medida a un carpintero de mi ciudad. Si quieres uno así solo debes indicarle al carpintero qué medida quieres que tenga tu jabón final y qué largo quieres que tenga tu molde y el carpintero se encargará de todo. Puedes enseñarle esta imagen también si deseas 🙂

Cuando tengo que desmoldar lo único que hago es quitar la base y el jabón caerá sin problema ya que sale súper fácil.

Claro que igual que el resto de moldes de madera, tengo que forrarlo previamente con papel manteca o mantequilla.

Y tengo este molde desde el 2019 y está en perfecto estado… así que si cuidamos nuestros moldes estos nos durarán muchos años (esto no solo es bueno por tema ambiental -al usar menos recursos- sino que por un tema económico, especialmente si vendemos nuestros jabones artesanales).

Listo, esas fueron mis 5 herramientas favoritas para trabajar mis jabones saponificados.

Nos vemos en la próxima 🙂

¿Nueva en el mundo de la jabonería? Revisa el resto de artículos del blog o apúntate a mi curso PLUS donde aprenderás todo lo que necesitas saber para hacer tus jabones con seguridad y podrás formular tu propio jabón.

PRODUCTOS MENCIONADOS

Espátulas de silicona:

Cortador Económico de cuerda:

Caja para cortar jabón (viene con otro tipo de cortador)

Bowls de acero inoxidable

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Por favor acceder para comentar.